Conocimos a Rhina, que hoy tiene 16 años, en 2014. Circunstancias familiares habían hecho que hasta entonces no hubiera podido ir a la escuela, y a su edad, no sabía ni leer ni escribir. La acogimos en Muchas Más, se escolarizó junto con el resto de sus hermanas y hermanos, y hoy ocupa su tiempo libre en ayudar a otras mujeres de su comunidad a leer y escribir.

Rhina vive en El Salvador con su familia, en el Cantón Las Marías, ubicado en el Municipio de Chinameca, San Miguel. Rhina, es la mayor de siete hermanos: Kevin (2), Gerson (5), Immer (7), Deny (12), Lilibeth (9) y Gemima (14). Su padre José Manuel, es agricultor de subsistencia, y su madre, Marleny, se dedica a cuidar a la familia y a las tareas domésticas de la casa.

Marleny y Manuel siempre han convivido con la precariedad y la pobreza. Desde que se casaron, han tenido que vivir en lugares prestados. Finalmente, con mucho esfuerzo, en el 2015 logran comprar un pequeño pedazo de tierra en la comunidad donde vivían. Pedazos de plástico, ramas y troncos que encontraron en el camino, clavos, y algunas láminas donadas, se convirtieron en los materiales con los que construyeron su “champita”, como ellos la llamaban. Un cuarto con paredes y techo frágiles, sin agua y sin luz, donde han vivido los dos últimos años.

Los inviernos han sido especialmente crudos, viviendo con la angustia y el miedo de que uno de los temporales, frecuentes en El Salvador de mayo a noviembre, acabara con su “casa”. Soportando muchas noches de frío, y sacando las sábanas al sol durante el día, Rhina y su familia han logrado vencer los dos últimos. Pero, poco a poco, las láminas han empezado a enmohecer, las ramas y troncos a descomponerse, y está claro que la precaria construcción no aguantará las próximas lluvias.

En su desesperación por construir una casa segura, Marleny y Manuel han vendido el maíz y los frijoles que tenían guardados para alimentar a sus hijas e hijos este año, pero apenas alcanzan para cubrir una pequeña parte de los gastos de materiales y mano de obra que necesitan.

Como Fundación Muchas Más y gracias al aporte solidario de nuestras socias y socios, estamos apoyando a Rhina y a su familia para que puedan tener una vivienda digna y segura donde vivir y crecer con, al menos, las necesidades básicas cubiertas.

¡Aquí te mostramos algunas fotografías de los avances en la construcción!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *