Una casa digna para Rhina

Conocimos a Rhina en 2014. Circunstancias familiares habían hecho que hasta entonces no hubiera podido ir a la escuela, y a su edad, no sabía ni leer ni escribir.